CUATRO MUERTOS Y 15 HERIDOS EN UN TIROTEO EN UN FESTIVAL EN CALIFORNIA

Los agentes respondieron “en menos de un minuto” y lograron reducir al principal sospechoso, aunque varios testigos han indicado a la Policía que podría haber una segunda persona implicada en el suceso.


Cuatro personas fallecieron este domingo, incluido el autor de los disparos, y otras quince resultaron heridas en un tiroteo durante un festival de comida al aire libre en Gilroy, en el norte de California (EEUU), informó la Policía.

El ataque se produjo cuando una persona abrió fuego con un rifle contra varios de los asistentes al Festival del Ajo (Gilroy Garlic Festival), que se celebra estos días en la localidad, dijo el jefe de Policía, Scott Smithee, en una rueda de prensa.

Según Smithee, los agentes respondieron “en menos de un minuto” y lograron reducir al principal sospechoso, aunque varios testigos han indicado a la Policía que podría haber una segunda persona implicada en el suceso, una hipótesis que las autoridades mantienen abierta.
Por el momento, apenas se tiene información de esta segunda persona y el jefe de Policía no pudo confirmar si efectivamente estuvo implicada y, de ser así, cuál fue exactamente su papel, si iba o no armada ni cuál es su paradero actual.

Smithee también explicó que el principal sospechoso logró acceder al recinto de la feria -para entrar hay que pasar por un detector de metales– cortando una valla protectora y que, según los datos de los que disponía por el momento, el autor disparó de forma indiscriminada.

Nos giramos cuando oímos disparos y vimos a un hombre vestido de camuflaje con un chaleco naranja. Creí que era un policía”, indicó a la cadena local ABC7 Litzy Munguia, quien acudió al festival junto a su pareja.

Por su parte, Jonathan Williams, residente en Gilroy, oyó por lo menos una veintena de disparos y vio a mucha gente, incluidos padres con sus hijos, “correr y meterse en tenderetes y esconderse bajo las mesas”.

Gilroy es una localidad mayoritariamente rural de unos 50.000 habitantes situada a unos 130 kilómetros al sur de San Francisco. Autoproclamada “la capital del ajo del mundo”, es la principal productora de esta planta en EEUU y celebra cada verano un festival dedicado al ajo, en el cual los asistentes pueden disfrutar de todo tipo de platos elaborados con este condimento.

El presidente de EEUU, Donald Trump, lanzó desde su cuenta de Twitter un mensaje de alerta sobre el tiroteo, en el que pidió a los asistentes que sean “prudentes y se pongan a salvo”.

Compartir este..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter