EL GOBIERNO DE MADURO RECHAZA EL «PARCIALIZADO» INFORME EN QUE BACHELET DENUNCIA TORTURAS Y EJECUCIONES EXTRAJUDICIALES

El gobierno de Nicolás Maduro criticó este jueves el informe en que la alta comisionada de Naciones Unidas para los DD.HH., Michelle Bachelet, denuncia graves abusos en Venezuela.

El Ejecutivo venezolano presentó 70 «observaciones» a lo que considera errores en el documento hecho público por la expresidenta de Chile.

«Presenta una visión selectiva y abiertamente parcializada sobre la verdadera situación de derechos humanos», dice un comunicado de la cancillería venezolana.

«Esta distorsionada visión del informe es el resultado de las importantes debilidades presentes en la metodología utilizada para su elaboración», agrega la respuesta oficial de Caracas.

El reporte de Bachelet sobre la situación en Venezuela, hecho público este jueves, denuncia «numerosas violaciones de los derechos humanos».

El documento señala que especialmente desde 2016, el gobierno de Maduro puso en marcha una estrategia «orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al gobierno».

Aunque no da por probados los supuestos homicidios perpetrados por las fuerzas de seguridad, el informe de Bachelet afirma que «miles de personas, principalmente hombres jóvenes, han muerto en supuestos enfrentamientos con fuerzas estatales en los últimos años».

La comisionada afirma que «existen motivos razonables para creer que muchas de esas muertes constituyen ejecuciones extrajudiciales».