LOS NEGOCIOS DE CARLOS MESA Y EL MNR TERMINARON CON PAT

 La faceta como empresario de Carlos Mesa es accidentada, cuando decidió acompañar el 2002 a Gonzales Sánchez de Lozada, intentó salvar su empresa de televisión, sin embargo terminó entregándolo al MNR y enterrando lo que construyó.

“PAT Canal fue una empresa que centralizó todo el poder en Carlos Mesa, con la aquiescencia o resignación de los demás socios”, se puede leer en la tesis “PAT y el periodismo independiente; el fin de una utopía” que la periodista Amalia Pando presentó a la Universidad Católica Boliviana, una especie de memoria de más de 12 años de periodismo.

Periodistas Asociados de Televisión (PAT) nación el año 1990, con la participación de Carlos Mesa, Ximena Valdivia, Mario Espinoza y Amalia Pando, un puñado de periodistas con ciertas afinidades liberales y extraordinarios talentos para hacer periodismo.

La naciente empresa contó con el respaldo del Empresario René Meyer, sus primeros trabajos consistieron en generar contenidos para el noticiero de canal 11.  Luego, después de un gran lobby con el gobierno del MIR, PAT se adjudica el espacio del noticiero de Televisión Boliviana, un hecho inédito en el mundo de la televisión y que curiosamente duró todo el periodo de gobierno del MNR.

Amalia Pando reconoce que PAT respaldo todas la medidas privatizadoras y entreguistas del país, que llevó adelante el primer gobierno de Sánchez de Lozada, cuya figura mediática era Carlos Mesa, quien se encargó de convencer a la población boliviana del saqueo del estado.

El 1 de agosto de 1998 los cuatro socios de PAT formaron una sociedad de inversiones llamada ITACA, propietaria del 100% de las acciones de la nueva red nacional de televisión.

El 3 de agosto de 1998 ITACA vendió cerca del 40 % de las acciones de PAT a otras cuatro empresas periodísticas (ITACA 63.99%, La Prensa 10.6%, El Deber 10.47%, Los Tiempos 10.16% y CIE 4.78 %)

Esa nueva composición redistribuyó indirectamente la participación accionaria de los cuatro socios fundadores de la siguiente forma: Carlos Mesa 28.79%, Ximena Valdivia 17.28 %, Mario Espinoza 10.24 % y Amalia Pando 7.68%, más adelante generaría fisuras.

De acuerdo con Pando, la acumulación de una millonaria deuda (3 millones de dólares aproximadamente) y las dificultades para completar la planilla mensual, ablandaron paulatinamente las posiciones ideológicas y los escrúpulos éticos, y en cambio, despertaron las aspiraciones políticas que terminaron por sepultar la independencia y el proyecto.

Con las finanzas en números rojos, en febrero del 2002, Mesa, director general, socio mayoritario y figura central de PAT Canal, proclamó su candidatura a la Vicepresidencia por el MNR, entregándose por completo al MNR y matando su proyecto.

«Esta decisión política de índole personal arrastró a PAT a una crisis que cuestionó su propia existencia. Pero además agudizó los conflictos internos de poder», estableció Pando en su tesis.

Con la estrella del canal entregado al MNR y la subvención económica rosada para la moribunda estación de televisión, Carlos Mesa termino matando aquello que había construido, posteriormente en 2007 PAT pasaría a ser propiedad de Abdalla Daher y el 2012  a los propietarios actuales.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter