MESA, ANTES Y AHORA USA CONFLICTOS REGIONALES PARA HACER CAMPAÑA

“El delito de los que nos engañan no está en el engaño, sino en que ya no nos dejan soñar que no nos engañarán nunca más”, afirma una frase del escritor Víctor Ruiz Iriarte. Esta es la actitud que adopta de forma permanente, sin miedo y sin remordimientos el candidato a la presidencia por Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, para realizar su campaña electoral.

Durante la campaña electoral previa a las elecciones nacionales de 2002, Carlos Mesa candidato, en ese entonces, a la vicepresidencia de la República por el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), firmó un compromiso del Consejo Ciudadano de Sucre donde establece que en caso de salir electo viabilizará el retorno de los poderes Legislativo y Ejecutivo de la ciudad de La Paz a Chuquisaca.

El periódico El Diario de La Paz reflejó este extremo político en su publicación del 27 de febrero de 2002, donde informaron sobre los puntos del acuerdo que firmó Mesa para lograr una votación favorable en esa región que le permita ser electo como segundo mandatario del país. Poco le importó el sentir y reacción del pueblo de La Paz.

 

 

COMPROMISO

El primer punto señala: “Yo Carlos Mesa reconozco solemnemente ante el Comité Cívico y ante todos las fuerzas vivas que la ciudad de Sucre es la capital de la República porque así lo determina la historia y la tradición constitucional de nuestro país”.

El segundo punto señala: “Bajo este reconocimiento me comprometo a luchar desde la posición social, política o económica en la que me encuentre a partir de la suscripción del presente documento en favor del retorno del Congreso y el Poder Ejecutivo a la ciudad de Sucre capital de la República, en el marco de la estrategia de centralizar los poderes del Estado, pero en esta capital”.

Las elecciones generales de 2002, se realizó el domingo 30 de junio. Como ningún candidato obtuvo más de la mitad de los votos, el Congreso Nacional eligió entre los candidatos con mayor votación de la población donde Gonzalo Sánchez de Lozada fue reelegido presidente con 84 votos del Congreso Nacional contra 43 que se emitieron a favor de Evo Morales.

 

EL CABILDO DE LOS DOS MILLONES

“Gran Cabildo” fue el nombre que recibió una masiva reunión de ciudadanos de La Paz y El Alto que se realizó el 22 de julio de 2007 en la urbe alteña, donde cerca de 2 millones de habitantes refrendaron la permanencia de la Sede de Gobierno en la ciudad de La Paz. El ofrecimiento electoral de Carlos Mesa con Sucre no se consolidó gracias a esta movilización, entre otras acciones que tomó en el ámbito político.

En el marco de la campaña electoral para las elecciones nacionales del 20 de octubre el candidato opositor por Comunidad Ciudadana continúa con la misma actitud de utilizar problemas regionales para lograr réditos políticos.

En ese sentido, el viernes 5 de julio en la ciudad de Sucre manifestó que: «Chuquisaca tiene una reivindicación que hay que escuchar y esa reivindicación tiene que establecerse con una comprobación de carácter técnico y de carácter legal», dijo en referencia a la disputa con Santa Cruz sobre la pertenencia del campo gasífero Incahuasi.

Mesa al sentirse descubierto en su intención política el sábado 6 de julio en conferencia de prensa realizada en instalaciones del Comité Cívico pro Santa Cruz afirmó que en ningún momento propuso un nuevo estudio para el campo Incahuasi que de acuerdo a estudios técnicos se encuentra en el departamento de Santa Cruz.

“Nunca planteé, no lo hice ayer, de mi parte, ningún estudio nuevo con relación al pozo Incahuasi. Si revisan mi declaración, hice referencia a un supuesto, si Chuquisaca hiciera el pedido de un nuevo estudio, habría que escucharla porque es elemental sentido de respeto democrático «, dijo el candidato de oposición.

 Esta actitud del candidato opositor generó molestia entre políticos oficialistas, oposición y personalidades de la sociedad que vieron en esa acción una desesperación política para ganar votos con miras a las elecciones nacionales del 20 de octubre.

ANÁLISIS

El jefe de la Unidad de Investigación y Desarrollo de la Escuela de Gestión Pública de Bolivia, Reynaldo Portillo, el mes de febrero del 2002 publicó una columna de opinión en el periódico El Diario con el título “Intenciones Electorales” donde explica el accionar político de Carlos Mesa.

“En el inciso segundo del artículo 46 del anteproyecto de la ley de Reformas Constitucionales, Carlos Mesa aprueba con su puño y letra que «el poder legislativo tiene su sede en la ciudad de La Paz», sin embargo, el candidato vicepresidencial firmo en Sucre un «Compromiso con Chuquisaca» para que esta capital cobije todos los poderes del estado”, afirma parte de la columna.

“No solo es cuestionable que cambie de posición, al calor de la campaña electoral”, reflexionó Portillo.

CONTRAGOLPE/BOLIVIA