MARIO ESPINOZA CUMPLE A CABALIDAD SU ROL DE ESCUDERO DE CARLOS MESA

Así como el personaje don Quijote de la Mancha contaba con su leal escudero Sancho Panza; Carlos Mesa descendiente de españoles cuenta con Mario Espinoza quien bajo el papel de periodista lo entrevista de forma reiterada para que desarrolle temas de su interés político con total libertad. Paralelamente hace activismo político de oposición desde radio Compañera.

¿Llunku?, ¿sumiso?, ¿lame botas?, ¿tira saco?, ¿Mesa dependiente?, así se puede describir la actitud sometida de Mario Espinoza, a quien sólo le falta exclamar públicamente: “jefe (Carlos Mesa) aquí estoy yo para defenderte”.

No es condenable realizar actividad política en Bolivia. Este hecho es reconocido en la Constitución Política del Estado como un derecho de la población, pero si es reprochable que un periodista deje de lado su ética profesional para direccionar la opinión pública hacia un candidato a la presidencia.

Lo correcto es que Mario Espinoza debe involucrarse por completo en un partido político para realizar una actividad político partidaria a plenitud. Debe dejar de lado una actitud de político opositor encubierto con el cual mancha el noble y sacrificado oficio de periodista.

Lo lamentable de la entrevista que realizó Espinoza esta mañana a Mesa en radio Compañera es la ausencia de preguntas serias que un verdadero periodista antiguo haría para despejar dudas de la población en la etapa electoral que vive el país y así hacer un aporte profesional para que la sociedad tome una decisión correcta que es uno de los roles de un verdadero periodismo.

Es increíble que en la palabra de Mario Espinoza las diferentes obras de magnitud y proyectos de desarrollo que se realizan en todo el territorio nacional se reduzcan a un simple enunciado y por el contrario se magnifique al extremo algunas falencias que se registra en el trabajo del Órgano Ejecutivo.

Espinoza, de larga tradición política liberal, realiza declaraciones en contra del presidente Evo Morales, las obras que realiza su gobierno, critica el trabajo de los ministros de Estado en una clara intención de manchar el trabajo gubernamental. Es poco crítico con los hechos políticos que sucedieron en el pasado los cuales tuvo la oportunidad de cubrir en su rol de periodista.

CONTRAGOLPE/BOLIVIA

Compartir este..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter