BANCOS NORTEAMERICANOS ESTUDIAN REEMPLAZAR EL DÓLAR COMO MONEDA INTERNACIONAL

Especialistas de diferentes bancos en los Estados Unidos estudian la posibilidad de reemplazar el dólar como moneda internacional, por sus constantes crisis y porque la realidad económica mundial, ubica el comercio mundial en la zona asiática, la península arábiga y Turquía.

Países de gran desarrollo económico como la China, Rusia, India y otros países, preocupados por la política monetaria de los EEUU, que utiliza el estatus de su moneda como una herramienta de presión a otros países, socava la confianza en el dólar como la única moneda internacional para el Intercambio Comercial Mundial.

“Creemos que el dólar podría perder su estatus, como la moneda dominante en el mundo; por lo que observamos su depreciación en un corto tiempo, debido a cambios estructurales como también a impedimentos cíclicos”, indica un analista.

Conscientes de que la economía mundial en un 50% se mueve en la zona asiática y la península de Arabia y Turquía, consejeros de las bancas americanas exhortan a diversificar las inversiones, abandonando el peso del dólar de sus portafolios, remplazándolos con inversiones en las monedas de los mercados desarrollados y en Asia, como también respaldarlos en reservas de metales preciosos.

Este pronóstico coincide con el viraje a la “Des-Dolarizacion” en algunos países, incluyendo Rusia – China y otros miembros del BRICS, que han iniciado el abandono del dólar americano en el comercio interno, remplazándolos con sus monedas soberanas. Adicionalmente, Rusia y China han invertido enormemente en la acumulación de oro, de igual forma, reduciendo sus bienes denominados en dólares en sus reservas.

Dificultades en su reemplazo

Al ser reemplazado el dólar americano por otra Moneda Internacional, como hemos referido anteriormente, que podría ser el Euro o el Rimimbi o Yuan de la China, surgen muchas preguntas al respecto, siendo la primera pregunta, su aprobación por la comunidad internacional en forma multilateral y no como la aprobación al dólar americano 75 años atrás, cuya aprobación fue decidido solamente por los dos países gemelos anglosajones EEUU e Inglaterra, quienes fueron los gestores y los que impulsaron su aprobación con la bendición de la ONU, habiendo participado en la firma del Tratado Bretton Woods, solamente unos cuantos gobiernos de países de poca importancia, invitados a tan sensitivo evento mundial.

La segunda pregunta es: Que ocurriría con la actual deuda soberana de muchos países del mundo? algunos por décadas y otros por vida, como la Argentina y Zimbabwe, tendrían que pagar sus deudas tan pronto desaparezca el dólar o tendrían que re-financiar con otra deuda? No creemos que sean perdonadas esas deudas, ni menos aceptarían un desfalco.

La tercera pregunta sería: cuál moneda y de qué país sería remplazado el dólar? si es la moneda de la China u el Euro, las deudas soberanas futuras dependerían del país que los emite, sea el Yuan o el Euro, por lo que, las deudas estarían a merced del ente emisor nuevamente. Por lo que vemos no habría ningún cambio en la política monetaria del endeudamiento, como también, la dependencia en otra moneda, cuyo respaldo en su valor es incierto, a menos que sea la introducción del patrón del Oro, el mismo que es una aberración retrograda.

Propuestas que surgen

La Unión Monetaria Interamericana no propone la creación de una “Moneda Común” para América Latina al igual que el Euro en la Unión Europea, no. Lo que si se propone es la creación de un nuevo Sistema Monetario Latinoamericano afín de los países de habla hispana desde México hasta la Argentina, incluyendo a los países del Caribe; sistema que remplazaría al actual sistema monetario impuesto por los EEUU a través de la difusión educativa de sus textos de Ciencias Económicas escritos y formulados de acuerdo a sus intereses políticos, en la defensa de la hegemonía de su moneda, el dólar.

La posición del CEIEU y de UMI al promover la creación de un sistema monetario para América Latina y no una moneda común, se basa en el principio de “Soberanía Nacional” que defienda el valor adquisitivo de su moneda nacional, como un símbolo patrio,

Lo que proponemos no es, la emisión de una moneda común para América Latina sino, defender su valor adquisitivo respaldado por sus riquezas naturales, que Europa y los EEUU ya no la tienen, al igual que su producción interna y para el comercio externo; sumándose a estos factores importantes, el valor de su capital humano.

Uno de los factores por la cual los países que han iniciado el abandono del dólar americano, no han logrado en su totalidad hacerlo posible, se debe a que, aun dependen de las instituciones bancarias para el comercio externo de bienes y servicios.

El CEIEU propone a los países de América Latina restaurar la función de UNASUR como la institución unificadora en principio, en dos funciones: una como el centro para el comercio mundial con América Latina y la otra función seria, como el Banco Central de Reserva Latino Americano para la reconciliación de las deudas y pagos internacionales en el comercio externo, al mismo tiempo será la institución para la gestión de las deudas soberanas de cada uno de nuestros países, donde se ventilará, negociará y defenderá la deudas soberanas, ante cualquier corte internacional.

Al mismo tiempo el Banco Central de Reserva de cada país latinoamericano optara por una nueva reforma en sus funciones con una política fiscal económica de acuerdo al potencial humano y material de cada país.

Compartir este..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter