BONOS EN RIESGO, SI CARLOS MESA LLEGA A SER PRESIDENTE

No cabe duda que ya no es confiable la palabra del otrora mandatario boliviano Carlos Mesa y en base a sus antecedentes personales contradictorias son grandes las posibilidades de que en el país se termine con el pago de bonos a sectores vulnerables una vez que llegue a la presidencia, por su puesto, a cambio de algún favor político o económico.

La carrera electoral de Carlos Mesa rumbo a las elecciones nacionales del 20 de octubre se caracteriza por declaraciones polémicas que lo obligan a retractarse tiempo después por los efectos negativos que ocasiona en la sociedad y la clase política.

Al parecer al exmandatario, se le dificulta realizar una campaña electoral transparente y tiene la necesidad de recurrir, sin mucho reparo, a discursos fáciles de acuerdo a la ocasión. Esa no es la actitud de una persona considerada como un representante de la vieja guardia política del país.

Mesa en el pasado aparentaba tener una moral intachable como persona, profesional y político. La realidad nos muestra que tiene un lado oscuro relacionado al chantaje, mentira y traición que los utiliza para lograr sus ambiciones económicas.

Dentro de su campaña electoral ahora propone construir un verdadero país. Pero olvida que en su etapa como vicepresidente por el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), poco le importó que se pague el BonoSol con recursos de la capitalización de empresas bolivianas el mismo que justificó como una medida electoral legítima.

“El concepto de medida electoral tiene que medirse en la legalidad de lo que estás haciendo y lo que se está proponiendo. A mí me parece que fue una legítima medida electoral”, afirmó Carlos Mesa en una entrevista del periódico El Diario-La Paz en el mes de marzo de 2002.

En ese entonces, pasó por alto medidas económicas como la capitalización de empresas nacionales que herían de muerte a Bolivia y optó por materializar sus ambiciones económicas al cobrar 1.2 millones de dólares al MNR a cambio de su candidatura a vicepresidente.

Ahora, 17 años después aún intenta engañar a la población boliviana y dentro de su campaña electoral adelantó que en caso de llegar a la presidencia acabaría con el rentismo por hacerle mucho daño al país.

“Y en el ámbito económico, lo digo ya: el sentido fundamental de nuestra propuesta es: no podemos seguir con un rentismo que está haciéndole un profundo daño al país“, afirmó Mesa el miércoles 12 de diciembre de 2018 en una entrevista que realizó en radio El Deber de Santa Cruz.

El 6 de octubre de 2018, Carlos Mesa lanzó su candidatura a la presidencia por la alianza Comunidad Ciudadana y desde entonces se identificaron, al menos, 16 contradicciones en sus discursos que en criterio de políticos del oficialismo y oposición le ocasionó un descenso en su intención de voto a nivel nacional el mismo que está en 22% de acuerdo a la última encuesta.

El nuevo Modelo Económico Social Comunitario Productivo que implementó el gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) en el Estado Plurinacional de Bolivia, permitió la creación de los bonos como el Juancito Pinto, Renta Dignidad y Juana Azurduy que hasta el momento benefició a 4.583.422 personas que representa el 41,6% de la población boliviana.

CONTRAGOLPE/BOLIVIA

Compartir este..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter