Camacho asegura que miembros de la Unión Juvenil Cruceñista “ya no son maleantes”

“Ya no son maleantes”, aseguró el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, en referencia a la Unión Juvenil Cruceñista (UJC), grupo irregular que entre 2019 y 2020 protagonizó diversos actos vandálicos en defensa del golpe de Estado.

“Tenemos una unión Juvenil nueva, renovada, con buenos jóvenes. Ya no son maleantes, ya no son chicos del mal vivir”, afirmó, según se evidencia en un video difundido en el portal de Primera Línea Noticias.

Destrozos en las casas de campaña del Movimiento Al Socialismo (MAS), arremetidas contra la Federación Única de Trabajadores Campesinos, ataques a propiedades privadas con material explosivo, y amedrentamientos a ciudadanos con tintes discriminatorios, son algunos de los hechos protagonizados por la UJC.

Los heridos de bala y víctimas de armas letales que fueron atacados por la Unión Juvenil Cruceñista en agosto de 2020, en la provincia de San Ignacio de Velasco, de Santa Cruz, llegaron en enero a la sede de gobierno para clamar justicia. Las víctimas fueron amedrentadas cuando realizaban un bloqueo pacífico en defensa de la democracia y en rechazo al gobierno de facto de Jeanine Añez.

“Seguimos con los proyectiles en el cuerpo, son como 33 heridos con proyectiles en el cuerpo con armamentos de fuego. Hemos llegado a tener hermanos con 49 proyectiles en el cuerpo, donde ha venido la Unión Juvenil Cruceñista a tirarnos bala como unos animales”, denunció en aquella oportunidad Wilber Ramos, una de las víctimas de esos hechos, en contacto con Bolivia Tv.

Luis Fernando Camacho, quien según un reporte de El Alto Digital fue vicepresidente de la UJC entre 2002 y 2004, tras reconocer el antecedente delincuencial de esa agrupación aseguró que ahora son “buenos pelaos”.