CAMACHO ROMPE CON CARLOS MESA Y REVELA SU ESTRATEGIA GOLPISTA

Fernando Camacho

El cívico cruceño Luis Fernando Camacho rompió con su aliado de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa tras acusarlo de velar sus intereses personales por intentar hacerle firmar una carta para avalar la auditoría de la OEA, iniciando la etapa decisiva de su plan golpista, conseguir la renuncia del presidente Evo Morales por la fuerza y con el derramamiento de sangre de por medio.

Tres momentos marcan la estrategia golpista que desarrolla el líder cívico de Santa Cruz, Fernando Camacho, que ingresó a su fase violenta y de toma del poder por la fuerza, situación que fue denunciada por el presidente Evo Morales a nivel internacional, llamando a la resistencia del embate con la fuerza de los movimientos sociales que lo respaldan.

Una semana antes de la realización de las elecciones generales del 20 de octubre, el Comité Cívico Pro Santa Cruz, encabezado por Luis Fernando Camacho, realizó un cabildo masivo donde determinaron respeto al voto del referéndum del 21F, desconocimiento ante un posible “fraude” electoral y triunfo del binomio Evo-Álvaro y “federalismo” para Santa Cruz.

Este hecho político otorgó legitimidad y fuerza para la aparición en la escena política de Camacho e introdujo elementos detonantes de la estrategia golpista en la oferta electoral de los candidatos presidenciales: “la idea de una victoria del MAS con un posible fraude y desacato ante ello; federalismo como modelos de administración estatal”.Cabildo Santa Cruz

El segundo momento vino después del 20 de octubre, cuando el candidato perdedor de las elecciones, Carlos Mesa, llamó a movilización nacional a sus seguidores con el argumento de denunciar un supuesto fraude, que en su lectura había sido cambiado con la interrupción del TREP (conteo rápido) y que terminó beneficiando al MAS.

Inmediatamente Camacho llevó a cabo otro cabildo, donde se determinó paro indefinido departamental denunciando el supuesto fraude y la conminatoria al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para que convoque a una segunda vuelta, como lo había celebrado día antes Carlos Mesa.

Hordas de la Unión Juvenil Cruceñista (UJC) con palos, garrotes y una violencia nunca antes vista hicieron cumplir la medida en los anillos de la ciudad cruceña, ante la resistencia disminuida de vecinos-como los del Plan 3000 y Satélite Norte- que rechazaban la medida por afectar sus bolsillos y negocios, no obstante, la medida fue acatada y financiada por todo el empresariado cruceño, quienes cerraron filas alrededor de Camacho.

La escalada de violencia comenzó a subir de todo, dos muertes en la ciudad de Montero producto del enfrentamiento entre bloqueadores y partidarios del comité detonaron la excusa para que mediante un cabildo numeroso se decida pedir la renuncia del presidente Evo Morales, similar acción fue replicada en los otros departamentos, afinando la estrategia golpista.

Alcaldesa de Vinto

Con la biblia bajo el brazo, Camacho hizo conocer que llevaría personalmente la carta de renuncia de Morales a La Paz para que él la firme, además de exigir nuevas elecciones, aspecto que fue interrumpido, porque el lunes fue retenido y vuelto a Santa Cruz, ya que vecinos de El Alto habían cercado el aeropuerto e impidieron su llegada.

El tercer momento de la estrategia golpista lo inicio hoy, Camacho denunció a su aliado, Carlos Mesa, de buscar su apetito personal y de avalar la auditoría que lleva a cabo la Organización de Estados Americanos (OEA), como una salida institucional para zanjar las dudas sobre los resultados donde el vencedor en primera vuelta fue el candidato Evo Morales, dividiendo a la oposición política.

Con refuerzos de jóvenes de Santa Cruz, Potosí, Chuquisaca llegados a la sede de gobierno, Camacho espera el lunes entregar la carta de renuncia y desatar la batalla final que implicaría el derramamiento de sangre y la pérdida de vidas inocentes, todo para sacar por la fuerza a Morales y completar el plan golpista.

Frente a este escenario complejo, Evo Morales llamó a la resistencia con la fuerza de los movimientos sociales y defensa de la democracia.

Compartir este..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter