CELAG ELOGIA BOLIVIANIZACIÓN DEL SISTEMA FINANCIERO

El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) destacó la transformación económica de Bolivia en los últimos 13 años, que tuvo un efecto significativo en el sistema financiero con la bolivianización.

Según un reporte de la entidad, emitido en el diario argentino Página 12, hasta 2005, Bolivia era un país bimonetario y con una fuerte influencia del dólar, ya que solo el 15% de los depósitos y el 7% de  los créditos en el sistema financiero eran en moneda nacional.

Sin embargo, en algo más de una década (13 años), la situación se revirtió completamente con el 99% de los depósitos y el 87% de los préstamos en bolivianos por ser una moneda fuerte y rentable.

“Evo logró la bolivianización del sistema financiero al mismo tiempo que hacía crecer la economía más que nadie en toda Latinoamérica.

Supo, además, combinar el bienestar macroeconómico con el bienestar microeconómico de las familias, algo diferente a lo que sucede en Perú, Colombia o Paraguay, que solo pueden presumir de buenos indicadores macroeconómicos, y muy diferente de Argentina, que no disfruta bienestar macro ni microeconómica”, detalla el informe.

NACIONALIZACIÓN

Asimismo, la Celag destacó el proceso de nacionalización de los recursos naturales y empresas estratégicas del Estado, que tuvo un impacto positivo en la economía boliviana con la generación de riqueza por $us 74 mil millones, 670 mil puestos de trabajo, ahorro de divisas del 45%, aumento de consumo del 125% y subida de la inversión hasta $us 11,2 mil millones.

Además, ello tuvo lugar en un clima de inflación a la baja; 1,5% en el último año, igual o más baja que la de Estados Unidos a pesar del fuerte ritmo de crecimiento sostenido y de la mejora en absolutamente todos los indicadores de bienestar social y económico.

La Celag sostuvo que Bolivia es capaz de afrontar cualquier tipo de shock económico externo al mantener un crecimiento sostenido, mayor al promedio de la región.

LAS ACCIONES

Para mantener estable el tipo de cambio respecto al dólar y la bolivianización, el Gobierno desalentó la compraventa de divisas con la ampliación del diferencial cambiario entre compra y venta de dólares hasta una diferencia de 10 centavos.

Se ofrecieron tasas ligeramente más altas a los ahorristas en moneda nacional y se estableció un impuesto a las transacciones en dólares.

Compartir este..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter