Constructores exigen al gobierno el pago de Bs 2.000 millones por obras concluidas

El Directorio de la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco) lamenta que en más de siete meses de gestión, el gobierno nacional “no haya tenido el interés” de apoyar al mejoramiento y estabilización del sector de la construcción, al no haber facilitado el pago que adeuda, junto a los gobiernos subnacionales, de 2.000 millones de bolivianos por obras concluidas y en ejecución.

“Si bien entendemos que hay temas de salud que son inevitables de atención e importantes, también debemos recordarle al gobierno nacional que el sector de la construcción actualmente se ve vulnerado en sus derechos y acosado por sus contratantes que exigen el reinicio de obras, pero qué hacer si no se cancelan las planillas de obras concluidas y en ejecución que datan de meses y en algunos casos años, la deuda aproximada por parte del gobierno nacional y los gobiernos subnacionales es de aproximadamente de 2 mil millones de bolivianos”, se lee en la nota de prensa de la institución.

La Cámara Boliviana de la Construcción lamenta que pese a las gestiones necesarias y las reuniones en las cuales supuestamente las autoridades se comprometieron a dar soluciones, además de hacer todo lo posible para que la presidenta del Estado atienda a los constructores y coadyuve a las soluciones, no haya resultados.

Además, señala Caboco, según información presentada por la presidenta de la Asociación de Municipalidades de Bolivia (AMB) y concejala, Rocío Molina, los ingresos por coparticipación tributaria se redujeron de manera drástica.

“En enero de 2020 los municipios capitales y El Alto recibieron Bs 316,47 millones provenientes de la coparticipación tributaria; en febrero descendió a Bs 239,34 millones; en marzo a Bs 231,32 millones; y, en abril Bs 77,53, descenso que significa un 67%”, indican los constructores.

Esta información hace pensar al Directorio de Caboco que el empresariado privado nacional tendría que revisar las cláusulas de sus contratos “que se refieran a respaldos por paralización de obras, recisiones posibles de contratos o en su defecto pedir a los diferentes contratantes puedan emitir la certificación presupuestaria necesaria a los diferentes contratistas de la existencia y compromiso de pago del total de los contratos en ejecución por las condiciones actuales que se atraviesan”.

Los constructores señalan que la “inseguridad jurídica” pasada y la actual “pone en mayor riesgo la estabilidad y garantía de mantener empleos seguros y empresas con fortaleza económica para apoyar a la reactivación de la economía”.

El Directorio de Caboco exhorta a la presidenta Jeanine Añez a dar una solución definitiva e inmediata a la crisis del sector de la construcción y autorice el pago a las empresas constructoras para garantizar los presupuestos y generar seguridad jurídica para los contratos de las obras.

“Se debe poner la atención debida a un sector que ha apoyado a la economía del país, y que ahora se siente debilitado, caso contrario los empresarios deberán revaluar sus posibilidades y necesidades de las formas de demandar las mismas”, enfatiza.

/ANF/

Compartir este..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter