Desbaratan red de corrupción que operaba en la gestión de Murillo

El Ministerio de Gobierno reveló ayer con informes de auditorías que al menos 52 personas están involucradas en una red de corrupción que operaba en la gestión del exministro del régimen de facto Arturo Murillo.

En conferencia de prensa, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, detalló 22 casos administrativos donde se gastaron de forma irregular 69.283.153 bolivianos, que sumados a otros ocho que se presentaron en diciembre de 2020, con una afectación de 87.416.472 bolivianos, “arrojan un total de 156.699.625 bolivianos que fueron mal utilizados durante la gestión de Murillo” cuando ejercía como titular de la cartera de Estado.

Por este hallazgo se iniciaron 49 procesos administrativos que involucran a 52 personas. Además de cuatro procesos penales adicionales en contra de siete personas por la suma de 73.205.214 bolivianos, informó Del Castillo, quien aseguró que estos recursos serán recuperados para el Ministerio de Gobierno y en beneficio de la población boliviana.

Los informes revelan, por ejemplo, inconsistencias en el proceso de contratación del Servicio de Mantenimiento General del Equipo del Centro de Investigaciones Técnico Científico en Toxicología y Sustancias Controladas (CITESC), Unidad Ejecutora de Lucha Integral Contra Narcotráfico.

En este caso no se evidencia ningún documento que pruebe la experiencia de la empresa, que fue acreedora al contrato, y es requisito indispensable. Además, el monto de la prestación del servicio difiere en el Informe de la Comisión de Calificación, en el contrato administrativo y en la propuesta administrativa.

En otro proceso de contratación de la adquisición de uniformes militares táctico Multicam para la Fuerza de Tarea Aérea, Diablo Negros, se evidenció que una empresa contaba con todos los requisitos para ser designada, pero fue descalificada arbitrariamente para asignar este ítem a otra empresa que no cumplía con los requisitos para la adjudicación de la contratación.

Se vulneraron normas básicas de contratación de servicios y compra de diferentes ítems, es el caso de la compra de llantas para la Fuerza de Tarea Aérea Diablos Negros. Este proceso de contratación, sujeto a evaluación, no está registrado ni publicado en el Programa Anual de Contrataciones (PAC), por lo que según explico Del Castillo vulneraron el artículo 34, inciso ‘a’ de las Normas Básicas del Sistema de Administración de Bienes y Servicios.

“Los procesos correspondientes nos van a decir quiénes son los responsables administrativamente, civilmente y penalmente. Vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para recuperarlos y que realmente le llegue al pueblo boliviano”, afirmó el Ministro de Gobierno.

Con los 30 informes preliminares de la gestión de Arturo Murillo, durante el gobierno de facto, se revela que la exautoridad no sólo mando a matar gente y protegió el narcotráfico, sino que también favorecía a la corrupción, señaló Del Castillo.

“Ya lo hemos conocido en distintas etapas, como misógino, como persona que manda a matar al pueblo boliviano, que protege al narcotráfico y ahora lo estamos conociendo como una persona que favorecía la corrupción dentro del Ministerio de Gobierno, desde luego que vamos a iniciar el proceso correspondiente contra Arturo Murillo en la vía penal, en la vía administrativa y en la vía civil”, aseguró la autoridad.

Auditorías revelan indicios de corrupción

Son 52 personas involucradas en procesos de contratación irregular durante la gestión de facto de Arturo Murillo.

En ocho casos, presentados en diciembre de 2020, se mal utilizaron más de Bs 87,4 millones.