El IBCE aplaude medidas para reactivar la demanda y oferta

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) destacó ayer las medidas económicas que aplica el Gobierno con la finalidad de reactivar la demanda y la oferta en el mercado interno en un escenario histórico de crisis.

“Nosotros verdaderamente aplaudimos toda medida que el Gobierno ha lanzado para reactivar la demanda; el Bono Contra el Hambre, el periodo de gracia (para los créditos), una serie de medidas (…). Desde el lado de la oferta, el programa SI Bolivia (de sustitución de importaciones), los créditos productivos, de vivienda social”, señaló a la red de medios estatales el gerente general del IBCE, Gary Rodríguez.

El ejecutivo ratificó el planteamiento de un “gran pacto social productivo” entre el Gobierno, los trabajadores y el empresariado, como una medida para impulsar el crecimiento económico del país.

Planteó además la combinación de dos políticas económicas; una referida a la promoción selectiva de las exportaciones que permita atraer mayores ingresos al país y la otra de sustitución competitiva de las importaciones orientadas a generar el ahorro de divisas que vayan a incrementar las reservas internacionales netas de Bolivia.

“Por lo tanto, cuando sacaron desde el Gobierno el decreto 4424, para el programa SI Bolivia, públicamente hemos respaldado, hemos aplaudido esa medida, creemos que va en la dirección correcta, un fideicomiso (para créditos) al 0,5 por ciento es algo que nunca se vio y nosotros quisiéramos ver ese tipo de fondos para ayudar a otros sectores también”, manifestó Rodríguez.

En esa línea, dijo que desde el IBCE se ven los esfuerzos que realiza el Gobierno para salir de la crisis económica, aunque mencionó que el sector privado, el inversionista, debería sumarse a esa tarea y evitar que el país contraiga más deuda para generar más inversión.

“Qué les parece dar condiciones para que los micros, pequeños, medianos, grandes empresarios sean los que asuman el riesgo, sean los que inviertan, los que apuesten, los que generen empleo”, sostuvo el gerente del IBCE.

Entre tanto, el presidente del IBCE, Demetrio Soruco, manifestó que en la medida en que se implementen acciones de incentivo a la producción para aumentar las exportaciones y sustituir las importaciones, el país podría alcanzar tasas de crecimiento de la economía mayor al 7% anual en un plazo de cerca de dos años.

“Creo que el Gobierno solo no puede hacerlo y creo que los empresarios solos tampoco podemos hacerlo, y sin los trabajadores va a ser muy difícil avanzar en la misma dirección. Este gran pacto social productivo que sugerimos desde el IBCE debe funcionar y tenemos que generar las instancias”, dijo.

Convenio con el PNUD

El IBCE y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) suscribieron un convenio con la finalidad de promover la inversión, de retorno rápido, para el desarrollo sostenible en Bolivia orientado a incrementar la producción en diversas áreas, la sustitución de las importaciones, intercambio de información estratégica, generación de empleo y generar vínculos de confianza entre el sector público y privado.

Acciones para la recuperación económica

La primera medida aplicada por el Gobierno, en diciembre de 2020, para reactivar la demanda interna fue el pago del Bono Contra el Hambre de Bs 1.000, que llegó a beneficiar a más de cuatro millones de personas mayores de 18 años que no perciben salario del sector público o privado.

Después, el Ejecutivo autorizó la reprogramación y refinanciamiento de los créditos diferidos en el sistema financiero durante la pandemia en condiciones favorables al prestatario.

También se habilitaron dos fideicomisos por un monto total de Bs 911 millones para facilitar créditos con 0,5% de interés anual para los productores que sustituyan las importaciones. Se estableció el Impuesto a las Grandes Fortunas para las personas con riquezas que superen los Bs 30 millones. Además está vigente el Reintegro del Impuesto al Valor Agregado que retorna el 5% de las compras facturadas para los ciudadanos con ingresos iguales o menores a Bs 9.000.

Inversión en sectores de rápida reacción

El IBCE ve la necesidad urgente de invertir en actividades productivas de rápida reacción, como el agrícola, ganadera, agroindustria y forestal, que permitan incrementar las exportaciones y generar empleos en el corto plazo.