Empresa que intermedió en la compra de material represivo estuvo involucrada en tráfico de armas

La empresa “Bravo Tactical Solutions LLC”, que intermedió en la compra con sobreprecio de gases lacrimógenos para el gobierno boliviano, estuvo vinculada al tráfico de armas, en el año 2001, según informa la Agencia de Noticias Bolnews.Press.

La agencia señala que el Gobierno Transitorio de Bolivia, compró cien mil gases lacrimógenos por un monto de casi 5.6 millones de dolores (Bs. 39.317.998) a la empresa “Bravo Tactical Solutions LLC” misma que fue designada por el mismo Ministerio de Gobierno y Defensa del Estado Boliviano (adjuntamos documentación oficial) como intermediaria de este negocio.

La empresa en cuestión pertenece al ciudadano Luis Berkman Littmann, quien es comerciante, nacido en Cochabamba, involucrado en tráfico de armas en 2001, con el Ministerio de Defensa y la NAS (siglas en inglés de la División de Asuntos de Narcóticos) de la embajada de los Estados Unidos, de acuerdo al informe de conclusiones del Sumario Informativo y de las investigaciones realizadas por los departamentos de Inteligencia Militar del Comandado General del Ejercito del 2001 difundido por la agencia ANF.

 

 

 

 

De acuerdo a la información difundida el 3 agosto del 2001, Luis Berkman fue el principal implicado en el tráfico de 50 fusiles y dos ametralladoras de guerra. Hechos en los que se habrían movido cerca de 90.000 dólares. Fueron vinculados cinco militares y siete civiles acusados de varios delitos, salpicando a la NAS de la Embajada de EEUU y el Ejercito Boliviano. (Adjuntamos el link de la nota informativa de ANF).

Berkman Littmann es quien gestiona, como intermediario, la compra de los cien mil gases lacrimógenos que son adquiridos de la empresa “Condor” en Brasil, fabricante de estos pertrechos. De acuerdo a los detalles de los documentos oficiales que acompañan a la presente nota informativa, el Ministro de Defensa – Fernando López a nombre del Estado de Bolivia firmo el contrato de compra con Bryan Samuel Berkman, en representación de su padre Luis Berkman dueño de la empresa Bravo Tactical Solutions LLC.

El empresario en cuestión, según pudimos evidenciar en fotos en sus cuentas de redes sociales es muy allegado al Ministro Murillo y la Presidenta Transitoria Jeanine Añez, además de ser militante activo del partido de Añez. En las fotos que adjuntamos se puede evidenciar esta situación.

Gigavisión revela que tuvo accesos a los documentos oficiales del Gobierno de Venezuela donde se evidencia que compraron los mismos proyectiles de manera directa y sin intermediarios a la empresa brasileña “Cóndor”, pagando menos de la mitad de lo que pago el gobierno boliviano.

Mientras Venezuela pagó Bs. 108 por cada unidad de proyectil largo alcance 37/38 mm, el régimen de Añez desembolsó Bs. 270. Develando un sobreprecio de Bs. 162 por cada gas lacrimógeno.

Por los proyectiles de triple acción 37/38, Venezuela pagó Bs. 116 y Bolivia por los mismos canceló la suma de Bs. 250. Con un sobreprecio de Bs. 134 por cada uno de los proyectiles.

En ese sentido, según la denuncia de la Red Gigavisión, Bolivia pagó más que Venezuela por el mismo producto, generándose un sobreprecio total en el negocio de Bs. 14.800.000 ($us. 2.126.436,78).

El gobierno de Añez pagó Bs. 270 ($us 38,80) por cada uno de los proyectiles de largo alcance 37/38 mm; y Bs. 250 ($us 35,92) por la unidad de los proyectiles de triple acción 37/38 mm.

En total se adquirieron 100.000 unidades de gases lacrimógenos. 50.000 de cada uno de los modelos.

El Estado boliviano -bajo la responsabilidad de Jeanine Añez- pagó a esa empresa intermediaria un total de $us 5.6 millones (Bs. 39.317.998).

https://www.noticiasfides.com/nacional/sociedad/trafico-de-armas-salpica-a-la-nas-de-la-embajada-de-eeuu-266815

 

Compartir este..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter