EN BOLIVIA LA NACIONALIZACIÓN GENERÓ 670 MIL FUENTES DE EMPLEO

Con la nacionalización de los recursos naturales y la recuperación de las empresas estratégicas para el Estado, en Bolivia se generaron 670 mil puestos de trabajo, según el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag).

La institución presentó la semana pasada, en la ciudad de La Paz, el estudio denominado ¿Qué sería de Bolivia sin su política de nacionalizaciones?, en el que principalmente se analizan los resultados económicos y sociales en el Estado Plurinacional durante los últimos años.

En entrevista con la Red Patria Nueva, el director ejecutivo del Celag, Alfredo Serrano, explicó que los resultados del estudio señalan que la política de la nacionalización de los hidrocarburos y las empresas estratégicas trajo beneficios para la población boliviana.

“Gracias a las nacionalizaciones se obtuvo una generación de riqueza adicional de 74.000 millones de dólares y se generaron hasta 670 mil puestos de trabajo”, dijo el diplomático de la entidad regional.

Señaló que esa generación de riqueza se redistribuyó en una “infinidad” de programas en beneficios para la población, como los bonos Juancito Pinto, Juana Azurduy de Padilla y Renta dignidad, que “obviamente” aliviaron “bastante” la pobreza y la desigualdad en Bolivia.

“Se constata que hay una reducción de la pobreza gracias a una riqueza que se genera y se redistribuye, además (…) hay el plus de que la gente consume más, tiene mayores niveles de inversión y un nivel de ahorro un poco mayor”, explicó.

Por otra parte, indicó que se identificó que gracias a la inversión pública (que pasó de $us 629 millones en 2005 a más de $us 4.800 millones en promedio en los últimos tres años) el financiamiento privado en el país era cada vez mayor.

“En el fondo, la esencia de todo es que la renta que se generaba en el país antes de 2006 se fugaba, se iba, se dejaba muy poca riqueza puertas adentro, en la casa de Bolivia”, sostuvo Serrano.

A decir del representante, los logros económicos y sociales en Bolivia son resultado del nuevo Modelo Económico, Social, Comunitario y Productivo (MESCP), vigente desde 2006 e implementado por el gobierno del presidente Evo Morales.

“Analizamos un período amplio en Bolivia, agarramos datos desde 1977 hasta 2017 (…) y empezamos a analizar con una pregunta muy simple: ¿qué sería de Bolivia si no se hubiera producido las nacionalizaciones desde 2006 hasta la actualidad? (…), a partir de ahí empezamos a estudiar y obtuvimos datos que nos sorprendieron”, dijo el director del Celag.

LÍDER EN CRECIMIENTO ECONÓMICO

Según los datos del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, gracias a la aplicación del Modelo Económico, Social, Comunitario y Productivo, la pobreza extrema en Bolivia se redujo del 38,2% en 2005 a 15,2% en 2018; asimismo, en los últimos seis años tres millones de personas se integraron a la clase media.

Bolivia es el país con el mejor crecimiento económico en Sudamérica con promedios que lo situaron en el podio más alto por seis años, cinco de manera consecutiva (2009 con 3,4%, 2014 con 5,5%, 2015 con 4,9%, 2016 con 4,3%, 2017 con 4,2% y 2018 con 4,2%).

Estos resultados fueron elogiados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Producto Interno Bruto (PIB) nominal del Estado Plurinacional en 2005 era $us 9.574 millones, en 2018 llegó a $us 40.581 millones, indica la cartera de Economía.

Compartir este..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter