EN BRASIL INICIÓ EL INCENDIO QUE AHORA AFECTA A LA CHIQUITANÍA

La clase política boliviana, al verse imposibilitada de brindar una verdadera opción de cambio a la población en las elecciones nacionales del domingo 20 de octubre recurre a las mentiras. Usa el incendio que se originó en Brasil y acusa al Gobierno de ser el culpable de ocasionar focos de calor en tres provincias de Santa Cruz con la implementación del Decreto Supremo 3973.

Sin ningún tipo de remordimiento la oposición, en un principio, acusó al gobierno por el surgimiento de focos de calor, continuó con movilizaciones para exigir que Bolivia pida ayuda internacional, pese a que esa opción nunca estuvo vetada y ahora demandan que se declare desastre nacional para acabar con los incendios.

Estas demandas se realizan en momentos donde el gobierno atiende de forma oportuna a familias afectadas por los incendios, realiza trabajos coordinados por tierra y aire para sofocar los focos de calor. Con estos ejemplos se ve claramente la intencionalidad política de la oposición que busca desestabilizar la gestión del gobierno del presidente Evo Morales.

BRASIL

Pocos medios de comunicación establecieron con claridad que los focos de calor que se registran en Bolivia, tienen origen en la amazonia de Brasil. Fue el diario Folha do Progresso, el 5 de agosto de 2019, publicó un llamado de los agricultores locales de Brasil para realizar una quema para iniciar el cultivo de la tierra.

Los primeros incendios se identificaron el 15 de junio de 2019, cuando a través de imágenes satelitales se contabilizó más de 9.000 focos de calor en el Amazonas que resultaron de acciones de desmonte. Asimismo, la Sonda Infrarroja Atmosférica (AIRS) del satélite Aqua de la NASA, mostró las primeras imágenes del monóxido de carbono generado por los incendios en las regiones amazónicas entre el 8 al 22 de agosto.

El intenso humo afectó, en una primera instancia, los estados del Amazonas, Acre, Mato Grosso, Mato Grosso del Sur y Rondônia. Asimismo, el cielo de la ciudad de São Paulo fue cubierto por el humo intenso que provocó una oscuridad general la tarde del 19 de agosto.

También, el Instituto de Pesquisa Ambiental da Amazonia hasta el 20 de agosto calculó más de 19.000 hectáreas de áreas selváticas quemadas o dañadas.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en lugar de tomar medidas drásticas para sofocar los incendios, despidió al director del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), Ricardo Galvão, por brindar declaraciones a la prensa sobre un informe que establecía el avance de la deforestación en la amazonia brasileña.

Bolsonaro, el 21 de agosto, insinuó que ONG ambientales estarían detrás de las quemas. El 23 de agosto, declaró estado de emergencia y el 28 de agosto firmó un decreto que prohíbe las quemas en todo Brasil durante dos meses. Finalmente el 22 de agosto manifestó que su país carece de los recursos para combatir los incendios forestales.

BOLIVIA

El incendio voraz que consume árboles, pastizales, sembradíos en comunidades de las provincias: Roboré, San Ignacio de Velasco y Puerto Suárez-Santa Cruz, es utilizado por la oposición contra el Gobierno Nacional, a quien acusan de ocasionar los focos de calor por permitir nuevos asentamientos humanos en áreas forestales donde se practicó el chaqueo.

Fundamentan su denuncia en la aplicación de la Ley 741 y el Decreto Supremo 3973 del 10 de julio de 2019, que autoriza el desmonte de hasta 20 hectáreas en los departamentos de Santa Cruz y Beni para generar nuevos asentamientos humanos.

El presidente, Evo Morales, el 22 de agosto, sobrevoló zonas afectadas de Santa Cruz, después de que se registraran decenas de incendios forestales. Desde ese momento tomó medidas como la creación de un Gabinete de Emergencia Medioambiental conformado por cinco ministerios, se contrató el avión Boeing 747 Supertanker para ayudar a extinguir los incendios en el este de Bolivia.

Además, movilizó cuatro mil personas que por tierra procuran sofocar los incendios que se registran en varias regiones de Santa Cruz. Recibió ayuda de Perú con dos helicópteros, se prevé contar con tres aviones de Rusia y un helicóptero con una gran capacidad de carga de agua, entre otros.

CONTRAGOLPE/BOLIVIA

Compartir este..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter