Gobierno transitorio celebra nuevo mandato en la OEA de uno de los autores del golpe en Bolivia

Gobierno transitorio de Bolivia celebra nuevo mandato de Almagro en la OEA

El Gobierno transitorio celebró la asunción de Luis Almagro, personaje clave en el derrocamiento del gobierno constitucional de Evo Morales el pasado año, en su segundo periodo quinquenal como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En un comunicado, la cancillería boliviana expresa su confianza de que el representante “continuará la firme tarea de fortalecer las instituciones del Sistema Interamericano, los valores democráticos y el respeto de los Derechos Humanos”.

El pasado miércoles, el Consejo Permanente de la OEA en una sesión virtual, posesionó a Almagro por un segundo periodo quinquenal al frente de la organización regional.

El uruguayo fue elegido por primera vez en 2015 a propuesta del expresidente de su país, José Mújica, y con el respaldo de los gobiernos denominados progresistas de la región. Poco timepo despues se desmarcó de esa corriente e hizo públicas sus simpatías con el gobierno norteamericano y con los países que conforman el grupo de Lima, aquellos gobernados por partidos conservadores y de derecha.

Para el actual gobierno boliviano, Almagro es de suma importancia como lo revela el comunicado pues formó parte de la punta de lanza en la toma del poder desarrollada el mes de noviembre del año pasado, al haber desatado desde la Organización de Estados Américanos (OEA) una arremetida en contra del gobierno constitucional de Morales, acusando a su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), sin prueba alguna, de haber cometido fraude en las elecciones general del mes de octubre, argumento que luego dio paso al pedido de anulación de las elecciones en las que el partido gobernante había obtenido una clara victoria en primera vuelta, y la renuncia del presidente, hecho por los otros candidatos a la presidencia como Carlos Mesa y otras organizaciones cívicas regionales.

El informe de la OEA ha sido cuestionado por varios expertos, entre ellos algunos integrantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts (IMT) y otros organismos técnicos y cientificos europeos y latinoamericanos. El citado informe de la OEA nunca fue aprobado por el Consejo Permanente de la OEA, ni siquiera presentado ante esa instancia. Sin embargo, Almagro lo hizo público inmediatamemte después de las elecciones bolivianas con la única finalidad de desestabilizar al gobierno boliviano.

Almagro se ha caracterizado durante su primera gestión por un manifiesto servilismo a los lineamientos de EEUU dentro del organismo continental en temas como el de Venezuela, donde también jugó un rol importante de respaldo al apócrifo gobierno de Guaidó. Igualmente, guardó un silencio coplice con todas las violaciones de derechos humanos y garantías ciudadanas en Chile, Colombia y Brasil.

El uruguayo fue reelegido el 20 de marzo de este año, con el apoyo de 23 de los 34 votos de la OEA.

Compartir este..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter