LA VERDAD DE LAS ONGs EN TIEMPOS DE CRISIS

El término ‘Organizaciones No Gubernamentales’ comenzó en  1945 después de la Segunda Guerra Mundial en el mundo se estima existen más de 10 millones de ONG, en Bolivia existen registradas 121 locales y 50 extranjeras pero estos datos son falsos contrastados con la publicación del 2016 donde se afirma que existen más de 600 ONG operando en Bolivia de forma ilegal, a la fecha se estima que esta cifra ha sido superada por mucho aunque no hay estudios que reflejen los datos.

Bajo las premisas altruistas de ayuda a los necesitados los administradores, funcionarios y allegados a estas organizaciones llenan sus bolsillos con los millonarios ingresos que reciben por sus diferentes proyectos, los jugosos salarios que perciben y el bajo o nulo impacto social de los proyectos es un robo flagrante he inhumano.

Los grupos metas para estas instituciones son: Mujeres, Niños, jóvenes y ancianos entre otros, sin embargo en los periodos de coyuntura y crisis de Bolivia, como los de octubre y noviembre de 2019,   donde este grupo fue víctima del terror por parte de la policía y militares como lo manifiesta los informe de derechos humanos  CIDH quienes califica el suceso como una masacre.

Más que cómplice fue y es  el silencio  de más de 600 ONGs que trabaja en la protección, defensa de los derechos humanos en Bolivia  supuestamente de los más humildes o vulne

Ahora la coyuntura nuevamente puso a Bolivia en un grave escenario  la pandemia de salud por el virus del COVID-19  donde los más humildes otra vez están al filo…, pero ahora con un gobierno terrorista, con medidas dictatoriales como: arrestos, multas, decomisos, golpizas, etc. Por supuesto  como es característica de las dictaduras dirigido a los más humildes que no pueden darse el lujo de NO trabajar un solo día.

A este grupo a quienes se los cataloga como, ignorantes, indisciplinados y hasta sediciosos son nada más que el grupo focal de la supuesta  “ayuda” de más de 600 ONGs que brillan por su ausencia. Sin embargo estos organismos tienen sus cuentas llenas de dólares y euros mientras los pobres no tienen que llevar a la boca y sufren en silencio pues ahora la protesta es motivo de cárcel.

Las ONGs debieran destinar recursos directos especialmente en los periodos de contingencia como las que vive en la actualidad el país, para la  defensa del sector más vulnerable y ante la ineficiencia  del actual gobierno, pues no es más importante los talleres, la folletería y la publicidad entre otras cosas donde se destinan los millonarios recursos frente a la inminente necesidad de un plato de comida o la atención medica.

 

 CONTRAGOLPE

Compartir este..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter