Mohamed Mostajo principal implicado en el caso «respiradores» fugó rumbo a EEUU

El principal implicado en la fraudulenta compra de respiradores para combatir la pandemia del covid19, Mohamed Mostajo, fugó del país, antes de responder ante la justicia en la investigación que se encuentra declarada como reservada y que incluye además de un par de ministros a la propia presidenta transitoria Jeanine Añez.

La canciller de Bolivia, Karen Longaric, declaró hoy que desconoce el paradero del embajador de Ciencia, Tecnología e Innovación ante Organizaciones Internacionales, Mohammed Mostajo, quien se presume salió a Estados Unidos tras su vinculación al escándalo de los respiradores.

Mohamed Mostajo, ha sido señalado de sostener una relación setimiental con la hija de la presidenta Añez, lo cual le habría permitido acceso a los más altos niveles de decisión y de mando dentro del actual gobierno. Mostajo pese a haber sido designado embajador especial de Ciencia y Tecnología con sede en la ciudad de Nueva York, nunca asumió realmente esas funciones, ya que siguió trabajando en la sede de gobierno como estrecho colaborador de Añez.

Hasta antes de la denuncia, Mostajo estaba considerado por su visibilidad mediática como uno de los principales hombres del gobierno, ya que se pronuinciaba publicamente sobre diversos temas nacionales.

Esa es mi respuesta categórica, él pidió permiso sin goce de haberes, para poder dedicarse a la lucha contra la pandemia, y supongo que está en el país, explicó públicamente Longaric, interrogada por el destino del además yerno de la gobernante de facto Jeanine Añez.

Mostajo pidió permiso en Cancillería y de acuerdo con la Ley 465 de Servicio Exterior, se acogió a una declaratoria en comisión, es decir que momentáneamente ya no presta servicios para el Ministerio de Relaciones Exteriores, acotó la diplomática.
No obstante, según el portal de noticias Detrás de la Verdad, Mostajo habría salido del país en un vuelo de la aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BoA) este mismo martes con rumbo a la ciudad de Miami, en los Estados Unidos.
Otros medios digitales y las redes sociales se hacen eco de la supuesta fuga de Mostajo, acusado en la escandalosa compra de respiradores a una empresa española con un gigante sobreprecio, equipos que a la postre resultaron inservibles para combatir la pandemia y ayudar a enfermos graves.

Era previsible la huida de Mostajo, dado que en los últimos días había desaparecido por completo de la escena política y mediática en la que tuivo una protagónica presencia durante los últimos meses y porque se encontraba ya incluido en la investigación que sobre el caso de los respiradores lleva adelante el Ministerio Público y que además ha desatado una fuerte persecusión en contra del Fiscal General de parte de instancias y personeros de gobierno como el ministro Murillo entre otros.

El 13 de febrero de este año, Áñez tomó juramento a Mostajo como Embajador de Ciencia, Tecnología e Innovación ante Organizaciones Internacionales.

De confirmarse su fuga, se convertirá en el tercer alto funcionario de confianza del régimen de Añez que huye de Bolivia tras descubrirse su vínculo en sonados casos de corrupción que cada vez se hacen más frecuentes, según reportes de medios nacionales.
Publicaciones bolivianas refieren casos comprobados y denuncias de coacción, tráfico de influencias, sobreprecios, pagos y cobros irregulares, además de uso indebido de bienes estatales, ponen en evidencia la anemia política e incapacidad de un gobierno de facto que, según expertos locales busca seguir en el poder con su participación en los comicios de 2020.