¿Por qué la versión biplaza del caza chino J-20 sería aún una peor “pesadilla para los enemigos”?

La versión biplaza del más avanzado avión de combate chino J-20 podría controlar flotas de drones y hacer frente a las interferencias electrónicas, lo que lo convierte en una verdadera pesadilla para los enemigos, según el diario chino South China Morning Post.
A medida que el caza J-20 vaya evolucionando, necesitará un segundo miembro de la tripulación para llevar a cabo más misiones.
“La aparición de una versión de dos asientos del J-20 se debe a que la misión del J-20 se ha diversificado y China necesita un avión de combate más capaz”, cita el medio a la revista militar china Ordnance Industry Science Technology.
El segundo miembro de la tripulación también podría controlar una flota de apoyo de aeronaves no tripuladas. “Los drones podrían ser un cebo para atraer aviones enemigos o atraer aviones furtivos… también pueden recopilar datos de inteligencia, realizar ataques contra sistemas de defensa aérea y ganar superioridad aérea”, dice la revista.
El J-20, conocido también como dragón poderoso, fue introducido en la Fuerza Aérea de China en 2017 y la aeronave sigue actualizándose constantemente con la integración de nuevas tecnologías.