SIN LA PROTECCIÓN DE ADRIÁN OLIVA “GANDACHO” YA ESTARÍA EN LA CÁRCEL

Pasó mucho tiempo desde que ocurrió el suicidio de Carla Ximena Ferrufino, una brillante modelo que tenía todo para triunfar en la vida; el pasado lunes 16 de septiembre se volvió a postergar la audiencia para el 2 de octubre, las chicanas judiciales presentadas por el acusado, José Luis Gandarillas, actual asesor general de la administración de Adrián Oliva impiden el avance del juicio penal.

El mismísimo gobernador tomo conocimiento del caso, designó a su primo, abogado Gonzalo Oliva Oller, para que sea el abogado defensor de su hombre fuerte y ejerza toda la presión necesaria en la fiscalía departamental para que “Gandacho” salga sin culpabilidad, encubriendo un hecho que conmocionó a toda Tarija.

Como un grave caso de impunidad y de violencia contra la mujer, calificó la activista social María Galindo, quien, desde Radio Deseo, reveló que la retardación del juicio de Carla Ximena se debe a que el gobernador, Adrián Oliva, juntamente con “Gandacho” estarían presionando a la fiscalía para que no inicie el juicio y pueda prescribir el caso.

El exfiscal del departamento de Tarija, Gilbert Muñoz informó que el caso estuvo paralizado varios meses, debido a que el imputado interpuso un incidente de nulidad a la imputación formal que fue aprobada por el juez.

La madre de Carla Ximena, espera que de una vez se instale el juicio penal y que Gandacho, quien ejerció violencia psicológica en contra de su hija, pueda responder por el homicidio suicidio de su hija que fue encontrada el pasado 1 de noviembre de 2015 sin vida, en su domicilio del Barrio San Jerónimo de la ciudad de Tarija.

Compartir este..
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter